Diálogos en: "MOCHILEROS", de Hugo Mollà

Programa grabado y emitido durante el confinamiento por el COVID-19

Cómo surgió esta grabación

Debido al tiempo que pasamos encerrados en casa durante el estado de Alarma por culpa del archiconocido y devastador coronavirus «COVID-19», y porque al escuchar a Hugo Mollà en su podcast «Mochileros» diciendo que, mientras durase este estado de confinamiento, iba a estar grabando y emitiendo episodios semanalmente, (cuando él tiene por costumbre emitir solo uno al mes) lanzó al aire la propuesta de que los oyentes que quisieran podrían participar en su podcast.  Pues, sin pensármelo dos veces, lo llamé y le dije que contara conmigo para compartir un ratito hablando de lo que más nos gusta, de lo que nos apasiona: La montaña y los efectos que han surgido en los entornos naturales, desde que nos han confinado a todos en nuestros hogares.        

Cuándo conocí a Hugo

Andábamos allá por el año 2017, y más concretamente el día 28 de Octubre, mientras se celebraban en la ciudad de Alicante (España), las XII Jornadas Nacionales de Podcasting, cuando tuve el placer de conocer a Hugo Mollà.
Fue a través de otros compañeros podcasters y amigos de él quiénes me lo presentaron, al saber éstos que yo era quién hacía el podcast «Ecos de Montaña«. A partir de ese momento comenzó a fraguarse una formidable amistad que hemos mantenido en el tiempo pese a la distancia, pues él vive en Murcia y yo aquí, en Tenerife

Hugo es una persona muy alegre, despierta y aventurera. Tiene un espíritu que vive la montaña intensamente. Aprendiendo en cada paso del camino lo que está bien y lo que no, para transmitir, con todo lujo de detalles, las experiencias vividas en aquellos lugares mágicos y fantásticos que visita, para luego contarlo ante sus oyentes en su magnífico podcast: «Mochileros«. El cual ya cuenta con una gran comunidad de seguidores.      

Hugo Mollà compartiendo micro con los amigos.

… Y llegó el momento de grabar

Pero no contábamos ni con guión, ni con una simple escaleta… Que nos «lanzaríamos» a la aventura al natural, sin artificios ni programaciones.. A ver qué tal salía. 
Lo que si estaba claro es que tanto él como yo, teníamos que grabar nuestra intervención en local. O sea, grabando cada uno desde su estudio y con los equipos disponibles. Lo que, para más complejidad, al menos por mi parte, fue que mi grabadora ZOOM H4n Pro que suelo utilizar para este tipo de grabaciones dejó de funcionar, (como bien explico aquí) y tuve que buscar otra alternativa. Usando, al mismo tiempo que escuchaba por el auricular del teléfono a Hugo, con otro auricular superpuesto,  me permitía monitorear lo que se estaba grabando en el iPad. O sea, solo mi voz. Para posteriormente, enviarle por Wetransfer el archivo original de audio y ya él, con tranquilidad, se encargaría de montarlo. De esta forma no perderíamos calidad de sonido y podría quedar un podcast algo mas «decente». 😉 

Los temas tratados en este episodio

Como dije antes, no teníamos ningún tipo de guión, por lo que de dimos rienda suelta a la improvisación. Aunque estoy seguro que Hugo, ya tenía alguna que otra pregunta preparada. 
Comenzamos con las presentaciones correspondientes y ambos recordamos en aquellos días en Alicante, mientras compartíamos veladas durante las Jornadas de Podcasting, que algún día tendríamos que grabar un episodio juntos y justo ahora sería el momento de cumplir esa promesa. 

La verdad es que el programa estuvo repleto de contenidos. Hablamos desde la propia evolución y los cambios surgidos en las formas de cómo hoy en día las personas se forman y aprenden las materias y técnicas utilizadas en montaña, hasta el famoso «Eslabón perdido» que ha surgido en los diferentes clubes de montaña
También hablamos de los efectos beneficiosos que ha tenido toda La Naturaleza en general, debido al estado de Alarma y del confinamiento. Y por contra, al «efecto rebote» que ésta sufrirá, en cuanto se levante el estado de Alarma y se vuelva a la «Nueva Normalidad«.

En definitiva, ha sido una mezcla entre entrevista, reflexiones, debate, tertulia y tratados de filosofía, que dio la impresión de que estuviésemos sentados frente a la chimenea de cualquier refugio de montaña, compartiendo una taza de té y esperando a que en el exterior amaine la tormenta, para continuar con nuestro camino. 

Mi mayor agradecimiento a Hugo Mollà por el tiempo y la dedicación prestada. Decir que ha sido todo un placer el haber compartido ese ratito y desde entonces, no veo la hora de volver a  repetir la experiencia, pero en esta ocasión, será él el que se venga a «Ecos de Montaña» para comprobar, cómo hemos acertado y cómo nos hemos equivocado, en nuestras «visiones» post-confinamiento. Ya estoy organizando la agenda para que así sea. 

Un fuerte y sentido abrazo!! 😉 

PD: Ahora ya solo queda que le des al botón naranja «play» de aquí arriba y disfrutes escuchando este episodio de «Mochileros«. Gracias!!        

En plena faena
¿Olvidaste tu contraseña?