Nombrar a Melo es nombrar nobleza, austeridad, humildad, entrega y pasión por aquello que tanto amó: Las Montañas.

" Tenía un espíritu libre que amaba, hasta la extenuación, a las montañas "

Un ejemplo de persona que sentía cada paso que daba en la vida como único e irrepetible. Consciente siempre de su «aquí y ahora«. Cultivando en los demás su saber estar, en silencio, tan sólo con su presencia. 

E incluso ahora, en su ausencia, sentimos que ha dejado una profunda huella imborrable a todos los que tuvimos la suerte de compartir con él, momentos entrañables. Aunque sólo hayan sido unos simples instantes de vida.

Su preciado pueblo del Valle de San Lorenzo, y por ende, todo el municipio de Arona, se han volcado por inmortalizar su legado histórico a modo de libro. Para culminar, de esta forma, lo que con tanto mimo y esmero comenzó a perfilar y a escribir de su propio puño y letra, desde la habitación de su hogar mientras miraba a través de la ventana el roque que tanto le cautivó a lo largo de su vida. El roque que fue su fuente de inspiración y su propia escuela de superación personal. Su roque de Jama.

También se aprovechó el Centro Cultural del Valle San Lorenzo, lugar de la presentación, para exponer aquellos objetos que le acompañaron en su día a día, en los trabajos cotidianos, en sus retiros espirituales y en sus aventuras por sus amadas montañas. Todo ello acompañado a su vez, por la música y las imágenes de un conmovedor documental, realizado con mucho cariño y sensibilidad dedicado a su figura, a su destacada y singular personalidad.  Protagonizado éste por familiares y amigos cercanos a él, que lo fueron perfilando poco a poco, unido al mismo tiempo a sus propias palabras, fruto de la última entrevista que tuvimos el enorme placer y la suerte de haberle realizado en «Ecos de Montaña«.  

Querido Melo. Siempre te llevaremos en nuestros corazones…     

Vídeo de la Exposición:

Documental en homenaje a Melo: