¿Qué GPS me compro?

Dentro de un mercado muy variopinto

Para los que practicamos actividades en la naturaleza con cierta frecuencia, se va haciendo casi imprescindible el uso de este tipo de dispositivos para ir con más seguridad a todos aquellos lugares que visitamos.
Sabemos de las innumerables prestaciones  que  tienen  hoy  en día cualquiera de ellos, por lo que se comprende, la gran duda y confusión que se crea a la hora de elegir uno de ellos en particular para utilizarlos en nuestras salidas a la montaña. El mercado,  tanto  nuevo  como  de  segunda  mano,  está repleto de ofertas, formatos y modelos  que  abruman  a  cualquiera  que  se  quiera  iniciar  en  este  mundillo ( y a los que llevamos algunos años usándolos, también) ;-).  Pero,  yo creo  que antes de “lanzarse” a la  compra de alguno de estos  equipos receptores de señales  satelitales,  deberíamos tomar  conciencia  de  que  todos  tienen,  lo  que  se  conoce  como:  La  Obsolescencia  Programada”.  Es decir, están fabricados para que duren, en perfectas condiciones, más o  menos 5 ó 6 años. Ya sea porque la propia compañía deja de dar soporte, o porque le han salido imperfecciones en la pantalla, o porque la goma y estructura del propio dispositivo comienza a descomponerse..   (Aunque también depende del trato y uso que le demos, claro!)… Por lo que, ante estas circunstancias, deberíamos hacernos las siguientes preguntas:

1º )  ¿Qué uso  le voy  a dar?  Profesional    Aficionado?
2º)  ¿Cuántas veces a la semana lo voy a utilizar?  1 – 2 – 3 días,  a  diario?
3º) ¿En qué entornos me suelo mover? Baja – Media – Alta Montaña?
4º) ¿Cuánto  suelen  durar  mis  actividades?  Media Jornada – Un día entero    Varios  días seguidos?
5º) ¿El factor del “peso” es importante? Si – No?  
6º) ¿El factor del tamaño de la pantalla es importante? Si – No?
7º) Sabiendo el tipo de actividades que realizo, ¿realmente le voy a sacar partido a todas las prestaciones que dicen tener? ¿Cubre realmente mis necesidades actuales?  Si – No?
8º) ¿Lo voy a utilizar para diferentes actividades. Por ejemplo: Senderismo, carreras, BTT?  Si – No?
9º) En caso de alguna avería o rotura, ¿Tiene la compañía un buen servicio post venta de reparación? Y si la respuesta es afirmativa…¿Cuánto tiempo tardarían en repararlo y cuál su coste?
10º) Y para finalizar este cuestionario, también debemos de preguntarnos.. ¿Es mi primer GPS o ya tengo bastante experiencia?

Seguramente surgirán muchas más dudas según vas respondiendo a las que aquí expongo, lo que te animaría a que nos las hagas llegar para añadirlas a este cuestionario.  😉

Hay que recordar también, que el servicio básico que aportan estos dispositivos solo son ocho: 

1º) Darnos las coordenadas de nuestra ubicación.
2º) Marcar puntos (waypoint) de un lugar determinado.
3º) Crear o seguir un trazado (track).
4º) Crear o seguir el itinerario de una ruta (O sea, La consecución ordenada de dos o más puntos de una lista preestablecida).
5º) La visualización gráfica del territorio donde nos encontremos (Mapa Cartográfico Digital).
6º) La brújula digital para la orientación.
7º) El altímetro barométrico .
8º) La visualización del perfil del itinerario. 

Creo que todo lo demás, son extras que hacen aumentar las prestaciones del GPS. Pero, a mas prestaciones, mayor será su precio. Por lo que no debemos de “deslumbrarnos” por todas las “golosinas” que les incorporan para hacerlos más “atractivos” y “apetecibles”.
Seamos realistas y conscientes en nuestra decisión a la hora de comprar. Quizás no es necesario “tenerlo todo”, pues a lo mejor con menos, conseguimos el mismo resultado. Y además, siempre habrán mejores y peores del que finalmente elijamos. La perfección no existe. O mejor dicho… Será perfecto, aquel que cumpla con nuestras necesidades y acorde a nuestro presupuesto 

Con el tiempo, comienzan a aparecer ciertos fallos...

¿De mano o de muñeca?

Si ya de por sí es difícil elegir el modelo y la marca pertinente con los dispositivos “tradicionales” de mano, la cosa se complica aún más si metemos en la misma ecuación a los relojes inteligentes multifuncionales (smartwatch). Éstos disponen de la versatilidad y comodidad de poderlos llevar en todo momento en la muñeca y no tener las manos ocupadas. 

Pero claro, como todo en esta vida tiene su parte positiva y su parte que no lo es tanto, ya que éstos, al ser de un tamaño mas pequeño, no ofrecen por ejemplo, una visión tan amplia de la cartografía como lo hacen los GPS de mano. Aunque tienen bastante autonomía energética, tampoco le puedes cambiar las pilas una vez éstas se agoten. No obstante, haciendo referencia a la autonomía, últimamente están comenzando a aparecer en el mercado relojes que se alimentan de energía solar a través de pequeñas células fotovoltaicas.  

Evidentemente esta forma de proveerse de energía no es nada nueva, pues desde los años 70 del pasado siglo XX ya se utilizaban, tanto en los relojes como en las calculadoras. Pero lógicamente, la tecnología ha evolucionado mucho desde entonces y actualmente hay relojes tácticos con una autonomía de mas de 60 días dando todo su servicio.    

¿ ...y porqué no un teléfono móvil?

Claro que también nos viene a la cabeza la utilización de nuestro smarthphone para utilizarlo como GPS, ya que existen múltiples aplicaciones para ello y ofrece una buena pantalla para visualizar los diversos mapas. Pero hay que tener presente que no todos los modelos poseen la antena GPS integrada que permita geolocalizar a través de las diferentes redes satelitales, sino que utiliza el proceso de triangulación asistida a través de las antenas terrestres, y en cuanto pierde cobertura, ya no muestra las coordenadas de ubicación correctas.

Además, otro de los contra que poseen, es la de consumir una mayor cantidad de energía y por ende, la autonomía no llega a superar las 24 horas seguidas. Y si te hiciera falta el teléfono para hacer alguna llamada de emergencia, éste se apagará en el momento de máxima necesidad. Sí, también puedes llevar una batería o cargador externo, pero ello significa más «cachivaches» y peso en la mochila.

Conclusiones

Como conclusión te diría lo siguiente:
Ya sea para el uso que tengas previsto utilizar cualquiera de los dispositivos GPS aquí expuestos, a la hora de decidirte por un formato u otro, te animaría primero a visitar el mercado de segunda mano, pues existe una multitud de oportunidades que pueden cumplir con lo que necesitas. Sobre todo si estás comenzando a entrar en este mundillo. Así puedes disponer de él a un mejor precio y descubrir sus/tus propias limitaciones. Y cuando esto ocurra, ir subiendo tu propio nivel de uso y de prestaciones. Pero eso sí, sea cual sea tu elección, conviene realizar un curso de GPS para conocer a fondo todo lo que técnicamente sea necesario saber y así conseguir sacarle todo el «jugo» a esta herramienta cuasi imprescindible en la mochila

Y si necesitas asesoramiento técnico, no dudes en escribirme a: academia@trekkinando.com y con mucho gusto te ayudaré en lo que pueda.

Un saludo y no te pierdas el siguiente artículo! 😉 

¿Olvidaste tu contraseña?